Té para todos

Té para todos

Qué gran verdad encierra la frase aquella que asegura que nadie escarmienta en cabeza ajena. Que nos lo digan a los españoles lo que ha significado el Café para todos y el destino que nos espera como nación debido a aquella gracia de las autonomías.

Prepárense los británicos, pues, para 4 parlamentos, 4 sistemas sanitarios, 4 formas de educar a los niños, 4 mercados y 4 pirañas egoístas dispuestas a devorar competencias sin freno. Prepárense para ver los productos etiquetados en las 4 ó 5 ramas del gaélico, en galés, en córnico… Abran su imaginación a aceptar nuevas lenguas y nuevos hechos diferenciales en todos y cada uno de los territorios que conforman una nación que nunca volverá a ser como la conocimos.

Acostúmbrense a oír “England steals us”, “Welsh is not a consistent man, is a lawless man, he is a broken man, it is usually a little man made ​​and a man who lives in a state of ignorance and cultural, mental and spiritual poverty”, a ver cómo los tarados de turno aseguran que los escoceses de las tierras altas tienen el Rh negativo.

Que estén preparados para la que se les viene encima con las autonomías y que den gracias por, al menos, tener sólo 4 (de momento). Y que les aproveche.

¿Algo que añadir?