Mezquitas en España. Artículo de S. Sostres que comparto al 100%

La Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia ha considerado que «no es razonable que se rechacen las solicitudes de construcción de nuevas mezquitas» en España. Es una estrategia de los islamistas hacerse los demócratas y aprovecharse de la democracia para irse infiltrando en el sistema hasta tenerlo totalmente controlado, para entonces cargárselo e imponer su ley.

Sólo hacer falta ver la cínica propaganda que están poniendo en circulación los Hermanos Musulmanes, que simplemente están esperando el momento adecuado para tomar el poder e islamizar Egipto. Si no nos creemos (y hacemos bien) ni media palabra de las nuevas promesas de Batasuna, no vamos a confiar en una tropa cuya referencia palestina es Hamas.

Los islamistas tienen el deber moral del proselitismo y el deber político de vivir el Islam en público. La afirmación pública del Islam tiene como objetivo hacerse con el poder político e implantar un gobierno islámico.

A pesar de los tímidos avances del euroislam, en la mayoría de mezquitas se predica la destrucción de Occidente y la aniquilación del mundo libre. Alrededor del Islam jamás ha florecido ninguna sociedad libre.

España se basa en una idea, en valores y principios. Estos valores y principios tienen que defenderse con la misma intensidad y eficacia que una frontera, porque a fin de cuentas nuestra supervivencia depende mucho más de lo que en esencia somos que de la estricta territorialidad de las fronteras. Y por supuesto, no es lo mismo la libertad que la ausencia de ella, no es lo mismo el trato que el mundo musulmán dispensa a la mujer que el que aquí se le dispensa. No es lo mismo el burka que los escotes –tan vertiginosos– de John Galliano.

No sé cuántas mezquitas tiene que haber en España, sobre todo si hablamos en nombre de los derechos humanos. Supongo que las mismas catedrales que haya en Irán, o las mismas sinagogas que haya en Afganistán. Las catedrales y las sinagogas que sí son compatibles con la democracia y con la libertad y que en cambio no existen en los países que luego nos exigen que construyamos mezquitas y tienen el morro de hacerlo en nombre de unos derechos humanos que ellos pisotean sin la menor piedad.

Aunque me llamen racista y xenófobo por decirlo, me parece que todo esto es una infame pantomima, una colosal tomadura de pelo, y que la frivolidad y el relativismo occidentales son de tal magnitud que nos dejamos engañar ante cualquier vendedor de alfombras.

España no obliga a ningún musulmán a venir ni mucho menos a quedarse, y a los que libremente deciden vivir entre nosotros les pagamos la sanidad y la educación además de tantas otras prestaciones sociales. No se nos puede acusar ni de déspotas ni de tiranos por no aceptar la construcción de centros en que, por mucho que se diga, todo el mundo sabe que se enseña a odiar lo que somos y hacemos.

Para nosotros, defender la libertad es algo más que un derecho; es un honor, y un honor estrictamente vinculado a nuestra supervivencia. Ellos tendrían que ser los primeros en comprenderlo porque cuando en su país de origen –y en sus propias carnes– vivieron atormentados por el totalitarismo islamista, el desastre fue tal que no tuvieron más remedio que marcharse.

Salvador Sostres, Diario El Mundo, 10 de Febrero de 2011

Un pensamiento en “Mezquitas en España. Artículo de S. Sostres que comparto al 100%

¿Algo que añadir?